Nuestra pizza

¿Por qué es especial nuestra pizza?

Hay una infinidad de maneras para hacer una pizza de alto nivel y la gran mayoría son válidas. La pizza in teglia, la pizza napoletana, la pizza romana o incluso la pizza frita, son todos diferentes estilos de pizza que quitan el sentido desde el primer segundo que entran en nuestra boca. Como podéis ver, las distintas maneras de hacer una buena pizza han derivado en categorías muy concretas de tipos de pizza que nada tienen que envidiarse entre ellas.

La pizza napoletana

En nuestro caso, en el Restaurante Opera nos gusta trabajar la pizza napoletana, pues es la que más nos gusta y la que más sentimos de casa. ¿Y cómo es una buena pizza napoletana? Es gordita, redonda, imprescindible que tenga los bordes más elevados y muy ligera a la hora de comerla, no tiene que caer pesada. Los ingredientes deben ser de primera calidad, especialmente la mozzarella, puesto que es la verdadera protagonista de la pizza.

¿El secreto está en la masa?

La masa de nuestras pizzas está hecha con harina de trigo, aceite de oliva, levadura y sal. Pero la clave de la masa no está solamente en sus ingredientes, si no también en el tiempo de reposo para que la masa llegue a una dimensión y textura óptima. Sin duda, una buena masa es clave para obtener una pizza de primer nivel en un horno de leña, pero también es primordial que los ingredientes que la acompañan estén a la altura, y sobre todo un buen manejo de los tiempos de cocción y las temperaturas.

A continuación, os dejamos un vídeo de Davide Civitiello, un reconocidísimo chef, para que podáis saber más acerca de la pizza napoletana, ¡para nosotros es una verdadera obra de arte!